Jueves 18 de Octubre de 2018 - 09:55:36

De Vicente López a Puerto Madero, de Palermo a Villa Soldati, el espíritu olímpico se hizo presente con todo en la ciudad de Buenos Aires. Los Juegos de la Juventud arrancaron con alegrías y tristezas para el deporte nacional, con el primer podio general y una masiva asistencia que aprovechó un domingo primaveral.

La judoca catamarqueña Mikaela Rojas quedó a un paso de darle la primera medalla a la delegación argentina en los Juegos de la Juventud Buenos Aires 2018.

Solamente en las dos primeras horas de competencias más de 38.000 personas asistieron a los diferentes parques, con un total de 80.000 visitantes. En todas las sedes se vieron larguísimas colas para ingresar. Los accesos contaron con muchos voluntarios que guiaron al público para orientarse dentro de las locaciones como estrictos controles de seguridad para todo aquel que quisiera ingresar, ya sea fanáticos del deporte, miembros del staff o la prensa.

El Parque Urbano, ubicado entre Macacha Güemes y Azucena Villaflor, tuvo algunas de las principales atracciones del día. Hacía allí se dirigió una buena parte del público, habida cuenta que participaban Valentina Aguado en escalada, el equipo masculino de básquet 3x3 y los chicos del breaking dance, entre otros.

Pero el primer argentino en salir a escena lo hizo en el Parque Olímpico. Matías Ríos fue el encargado de abrir la esgrima al vencer al portorriqueño Hudson Santana. Tras sus sucesivos combates, terminó 2-4 en victorias y derrotas y pasó a la segunda ronda (todos lo hacen) para enfrentar al estadounidense Robert Vidovszky, quien se terminó imponiendo 15-10 y lo dejó en 9° lugar.

En el predio de Soldati también se vivió una fuerte emoción de la mano del judo, un deporte que mantuvo una fuerte convocatoria. La catamarqueña Mikaela Rojas fue la primera esperanza argentina de obtener una medalla. Tras vencer por ippon a Houda Faissal Abdourahman (DJI), fue eliminada por la misma vía rápida por la venezolana María Giménez, a la postre ganadora del oro. Luego, superó con claridad a la rumana Giorgia Hagianu y a la española Eva Pérez Soler, para finalmente caer frente a Ana Puljiz, de Croacia, también por ippon, en el duelo por la presea de bronce.

Pese a no ganar, Rojas se llevará en su memoria cómo el Pabellón Asia coreó su nombre y la despidió con un atronador aplauso y vitoreo. Un quinto puesto y diploma que a sus 15 años vale tanto como una medalla. Y una perla más: antes de competir, recibió los consejos de Paula Pareto, la argentina de oro y referente del judo nacional.

Entre recitales, actividades recreativas y decenas de puestos de compras, el público se movió de estadio en estadio. No hubo tiempo para elegir, aunque el deporte no fuera tradicional, igual estuvo colmado. Pero las disciplinas más convocantes fueron las más tradicionales, como la natación y el hockey 5s. Allí, Los Leoncitos y Las Leoncitas dieron cátedra. Los varones golearon 6-2 a Zambia, mientras que las chicas vapulearon 21-0 a Vanuatu, en los que representó para ambos sus debuts en sus respectivos Grupo A.

Mateo Delmastro hizo su presentación en el Grupo C de badminton y perdió 21-6 y 21-13 ante el salvadoreño Uriel Canjura Artiga. Por su parte, el combinado masculino del básquet 3x3 le ganó sus duelos a Estonia y Rusia en el atractivo Parque Urbano, donde también hizo su estreno olímpico el breaking dance. Vale, la competidora argentina, empató uno y perdió dos y quedó eliminada, mientras que Broly triunfó en el primero, igualó el siguiente y perdió el restante, clasificando a cuartos de final.

La gimnasia, tanto tradicional como artística y acrobática, concentró una gran afluencia y se hizo imposible acceder para miles de personas. La presencia argentina fue por partida doble. Fernando Espíndola quedó más allá del puesto 20 en la general tras la clasificación en el caballo (10.166) y en suelo (11.666), mientras que Olivia Araujo quedó 23° en suelo con 11.466 y continuará el lunes en el all around.

La delegación nacional estuvo muy cerca de conseguir una medalla cerca del final de la jornada y de la mano del levantamiento de pesas. Jonatan Leyes, en 56 kilos, alzó 95 kilos en arrancada y 120 en cargada & jerk, logrando 215 en total. Finalizó cuarto, con un diploma, a 18 kilos del podio.

Juan Ignacio Méndez decidió bajarse de los 100 metros espalda en natación y abocarse a los 200m espalda, pero formó parte de la posta 4x100m libres mixto junto a Julieta Lema, Delfina Dini y Joaquín González Piñero que finalizó última en su serie (tiempo de 3:42.88) y no pudo acceder a la final. En tanto, Selene Alborzán terminó 6° en serie y 15° de la general en 200m medley.

La escalada deportiva también hizo su estreno olímpico en Buenos Aires 2018 y Aguado tuvo un debut auspicioso. Bajando varios registros nacionales, sumó 6 puntos en velocidad, 7 en bloque y 11 en dificultad (en esta prueba gana quien menos puntos acumula) y quedó novena de la general. Además, el fútsal arrancó en el Grupo A con un empate 2-2 ante Egipto con goles de Alan de Candia y Joaquín Hernández.

El patín de velocidad alternó sensaciones. Con Fernanda Illanes quedó 10° tras la serie de 1000 metros y los 5000m eliminación, pero Nahuel Schelling está 4° luego de las mismas pruebas y quedó a solo dos puntos del podio. El lunes se definirá todo con las tandas y finales de 500 metros.

Sol Ordás es una de las mayores esperanzas de la delegación nacional, y su primer jornada de competencias demostró por qué lo es. En el single scull, aunque todos pasan a la segunda ronda, ella lo hizo en primer lugar con un tiempo de 3:48.63, con cinco segundos de ventaja de su escolta. Además, Felipe Modarelli y Tomás Herrera, en el dos sin timonel, quedaron segundos (3:20.37) y también pasaron a la siguiente instancia.

Si el judo entregó un inicio esperanzador, el taekwondo fue un poco más frío. Milagros Cali, en -44 kilos, no pudo superar su primer combate y la mexicana Alicia Rodríguez Fuentes le ganó 23-3. En cambio, el tenis cumplió con la lógica en un irreconocible Buenos Aires Lawn Tennis Club. Es que "la Catedral" se vistió de verde ya que así se llama el Parque que lo engloba, debido a su emplazamiento en los bosques de Palermo. Sebastián Báez (2) y Facundo Díaz Acosta (8) ganaron con mucha facilidad y avanzaron a segunda rueda. Por su parte, Martín Bentancort cayó en sus partidos del Grupo C del tenis de mesa, que se disputa en Tecnópolis.

Facundo Firmapaz concluyó 12° en la clasificación de los 10m de carabina de aire comprimido en tiro deportivo y no avanzó a la final. Esta fue la prueba que conformó el primer podio de los Juegos de la Juventud: Grigorii Shamakov (RUS), Shahu Mane (IND) y Aleksa Mitrovic (SER) se llevaron oro, plata y bronce respectivamente.

Delfina Orlandini finalizó 21° en triatlón, mientras que Brenda Churín y Delfina Villa, del otro lado del Parque Verde, pusieron primera en la zona A del beach voley con una derrota 23-25, 21-17 y 15-7 ante las suizas Celine Baumann y Mara Betschart.

El yachting abrió la actividad del Club Náutico San Isidro con el windsurf techno 293+. Entre las mujeres, Celina Saubidet Birkner finalizó 8° y 11° las regatas del día y está 10° de la general, misma posición que Belisario Kopp, que fue 10° y 17°.