Domingo 15 de Julio de 2018 - 20:14:13

El bahiense se recuperó de un 0-2 y se impuso por 7-5 en el quinto set.

Hazaña. No se puede describir de otra forma a la enorme victoria de Guido Pella sobre el croata Marin Cilic (3º preclasificado) en la segunda ronda de Wimbledon. En la continuación del partido que el miércoles habían suspendido por lluvia con una importante ventaja para el croata, el bahiense tuvo una reacción memorable para llevarse la victoria por 3-6, 1-6, 6-4, 7-6 (3) y 7-5, y convertirse en la primera buena noticia de un jueves en el que ya perdió Horacio Zeballos y que tiene a otros dos argentinos buscando la tercera ronda: Juan Martín Del Potro y Diego Schwartzman.
En la previa, la situación más complicada de la jornada era la de Guido Pella, quien había suspendido su partido del miércoles ante Cilic dos sets abajo (6-3 y 6-1) y con ventaja de 4-3 en el tercero.

Salió prendido en la reanudación, y ganó en cero su game de saque para tomar ventaja de 5-3. El croata descontó con su servicio, pero el bahiense completó a la perfección la primera parte del plan, que era no dejar escapar el tercer set. Volvió a ganar cuatro puntos seguidos con su saque y mandó el partido a un cuarto capítulo.
Cilic mostró algunas dudas en el comienzo del siguiente parcial y Pella tuvo doble chance de quiebre, pero el croata corrigió a tiempo y cerró el game con dos aces. Lo fundamental para el argentino era mantener la solidez mostrada desde la reanudación con su saque. Ganó el primer game en 15 para 1-1, pero en el cuarto game el europeo presionó con la devolución y consiguió el quiebre para alejarse 3-1.

Parecía el final, pero Pella tenía algo más para decir. Devolvió el quiebre, volvió a mandar con su servicio y en un abrir y cerrar de ojos, se puso 3-3 y con toda la confianza. No se conformó con eso y volvió a sorprender con otro quiebre para quedar en situación muy favorable, algo totalmente impensado después de la notable superioridad que había mostrado Cilic en el comienzo del partido.

Guido Pella devuelve de revés ante Marin Cilic, durante el partido de segunda ronda en Wimbledon. (AFP PHOTO / Glyn KIRK)

Era el momento de dar el golpe. Lo sabía Pella, pero también Cilic, que salió a buscar el quiebre y lo consiguió. Entonces quedaron 4-4 y el partido entró en una posible zona de definición. Ambos se hicieron fuertes con su servicio y el así llegaron al tie break, sin margen de error para Pella.

Intentó presionar Pella sobre el segundo saque de su rival, pero la devolución quedó en la red. En el punto siguiente Cilic metió respondió al saque con un tiro al fleje y se puso 2-0. Llegó el descuento con un buen saque del bahiense, y luego dos miniquiebres para pasar al frente por 3-2. La confianza de Pella estaba otra vez por las nubes. Se escapó 5-2 con su saque y un revés paralelo perfecto le dio cuatro set points. el croata zafó del primero con un ace, pero en el siguiente el argentino lo cerró con una derecha cruzada que dejó a Cilic sin reacción.
Lo que parecía imposible estaba hecho. La gran reacción había dejado a Pella y a Cilic con dos sets por lado. Pero quedaba lo más difícil: cerrar un partido a cinco sets contra un top 10.

Comenzaron saque y saque hasta el 2-2. Cada vez que podía, Cilic proponía el duelo de derecha contra revés del zurdo bahiense. Y la gran fortaleza de Pella estaba en sus games de saque. El servicio le dio gran respuesta al bahiense, y quedó demostrado en el quinto game, cuando el servicio lo rescató de dos break points.

El bahiense Guido Pella llega exigido a la devolución de drive ante Marin Cilic. (EFE/ Sean Dempsey)

Llegaron al décimo game y allí Pella tuvo sus dos primeras chances de llevarse la victoria, pero ahora era Cilic el que apelaba al saque para escapar a una situación complicada y ponía las cosas 5-5.

Lejos de dejarse llevar por la frustración, Pella insistió. La confianza seguía en un altísimo nivel. Ganó en 15 su juego de saque y con ventaja de 6-5 provocó un nuevo match point: jugó una devolución bien abierta sobre la derecha de Cilic y la respuesta del croata quedó en la red. La devolución larga a un saque que no parecía complicado ahogó la tercera chance de festejo, pero hubo una cuarta y ahí Pella no perdonó: volvió a exigir al croata, que dejó una derecha en la red y se terminó el partido.

Pella festejó la victoria más importante de su carrera y se clasificó por primera vez a la tercera ronda de un Grand Slam. Su próximo rival será el estadounidense Mackenzie McDonald, actual 103º del ranking que viene de ganarle al chileno Nicolás Jarry por 7-6 (5), 5-7, 3-6, 6-2 y 11-9.

Un game clave, el quinto del quinto set. Pudo haber quebrado Cilic, pero el saque rescató a Pella. (REUTERS/Andrew Couldridge)

Delpo y Schwartzman, con rivales complicados
En el mismo escenario, pero en el tercer turno (cerca del mediodía), Juan Martín Del Potro enfrentará al español Feliciano López, quien se convirtió en el jugador con más presencias consecutivas en torneos de Grand Slam. Con 66 superó la marca de Roger Federer, quien había llegado a 65. El historial favorece al tandilense por 4-3, pero no se enfrentan desde 2013, cuando Delpo se impuso por 6-4, 1-6 y 6-4 en los octavos de final del Masters 1000 de Cincinnati.
También en el tercer turno, pero de la cancha 8, Diego Schwartzman chocará con el checo Jiri Vesely, 93º del ranking de la ATP y vencedor del único duelo entre ambos: 6-3 y 7-6 en la primera ronda del ATP 250 de Bucarest, en 2015.

El que dijo adiós en la segunda ronda fue Horacio Zeballos, quien no pudo hacer demasiado ante el serbio Novak Djokovic, tres veces campeón de este torneo (2011, 2014 y 2015), y cayó por 6-1, 6-2 y 6-3.