Domingo 17 de Diciembre de 2017 - 18:32:49

La delegación argentina desembarcó en el aeropuerto José Joaquín de Olmedo exactamente a las 19.30 hora local (21.30 de Argentina), donde fue recibida por el embajador Luis Juez, que se estrechó en un fuerte apretón de manos con el capitán Lionel Messi.

El seleccionado argentino llegó esta noche a Guayaquil para jugarse la que puede ser su penúltima carta del mazo que le permita acceder al Mundial de Rusia 2018, ya que la última puede resultar un eventual repechaje frente a Nueva Zelanda si el martes, cuando desde las 20.30 enfrente en Quito al local, Ecuador, se dan una serie de combinaciones de resultados que le permitan asirse a esa posibilidad, incluyendo una victoria propia en los 2.850 metros de altura del estadio Atahualpa, de Quito, donde ganó solamente una vez en la historia.

El grupo trepó a un micro inmediatamente y se trasladó hacia el hotel Hilton Guayaquil, donde descendió aproximadamente 40 minutos más tarde sin generar grandes expectativas en la afición local, aunque para estos existían tres justificativos: el primero es que su seleccionado está eliminado de la competencia, el segundo que el partido se jugará en Quito y el tercero que este es un fin de semana largo porque esta ciudad está celebrando mañana el 197mo. aniversario de su independencia.

El plantel abandonará Guayaquil el próximo martes, pero a diferencia de lo planeado en primer término, cuando la idea era trasladarse hacia Quito después del almuerzo, se decidió hacerlo un par de horas antes, tras el desayuno, ya que si bienb la idea es monigerar los efectos del la altura existente en la capital ecuatoriana, se prefirió aventar riesgos ante un eventual retraso en el vuelo, tal como le ocurrió recientemente a Atlético Tucumán cuando vino a jugar por Copa Libertadores.