Lunes 18 de Diciembre de 2017 - 17:18:29

El Tribunal Supremo español comenzará a deliberar este miércoles a puertas cerradas sobre el recurso de casación presentado por las defensas de Lionel Messi y su padre Jorge, condenados en julio del año pasado a 21 meses de prisión por tres delitos fiscales.

"El recurso se fundamenta en que la sentencia no es adecuada a la ley", sostuvo en unas breves declaraciones a Télam el abogado del crack rosarino, Enrique Bacigalupo, quien se excusó de hacer cualquier tipo de comentario respecto a las expectativas sobre la revisión de la condena.

Por su parte, Jorge Messi regresó hoy a la ciudad de Barcelona para acompañar a su hijo en el partido frente a la Juventus en el que se juega el pase a semifinales de la Champions League, estar pendiente de la resolución judicial, y renovar su contrato con el club catalán, vigente hasta 2018.

Al margen de lo que suceda en el Camp Nou, la familia Messi estará pendiente en las próximas horas de las noticias que puedan llegar desde Madrid, justo tres días antes del clásico frente al Real Madrid que se disputa el domingo en el Santiago Bernabéu.

La Sala de lo Penal del Supremo español, con sede en la capital española, se reunirá mañana a primera hora sin presencia de abogados ni de los condenados "para analizar los recursos presentados contra la sentencia del caso Messi", explicó a esta agencia una fuente del Alto Tribunal.

En ocasiones, cuando se trata de un asunto muy relevante a nivel público, los magistrados deciden hacer un avance de su resolución, pero lo normal es que tarden entre dos semanas y un mes para hacer pública su sentencia.

El tribunal que resolverá el recurso esta formado por cinco miembros: el presidente de la Sala, Julián Sánchez Melgar; José Ramón Soriano; Alberto Jorge Barreiro; Andrés Palomo del Arco y Luciano Varela, quien se desempeñará como ponente es el caso, es decir que presentará la propuesta de resolución.

Varela se ganó el apodo de "juez estrella" en 2009 cuando procesó a otro mediático magistrado, Baltasar Garzón, por haber investigado los crímenes de la dictadura franquista, un caso que terminó en absolución.

Con fama de implacable, y pese a pertenecer al sector "progresista", Varela se convirtió en uno de los jueces más impopulares del país.

Buena parte de las chances de Messi y su padre de revertir su condena están depositadas en él.

A su favor, el astro del Barcelona cuenta con el informe que presentó la Fiscalía, que ya antes del juicio había pedido el archivo de la causa en su contra, pero no en el caso de su padre.

Messi y su padre Jorge fueron encontrados culpables de la evasión de 4,1 millones de euros en 2007, 2008 y 2009, originados por la explotación de los derechos de imagen del astro del Barcelona y capitán de la selección argentina.

La Audiencia provincial de Barcelona condenó a ambos a 7 meses de cárcel por cada uno de los tres años de evasión. Además, a Messi le impuso una multa de más de 2 millones de euros y a su padre de 1,5 millones.

"Yo me dedico a jugar al fútbol, y confiaba en mi papá y en los abogados que llevan estas cosas", dijo Messi ante el tribunal al declarar en febrero pasado en el juicio oral en su contra, argumentando desconocer que había evadido impuestos. Por su parte, Jorge cargó la culpa a sus asesores fiscales, quienes le recomendaron crear la estructura societaria -en paraísos fiscales- que sirvió para canalizar los ingresos que no tributaron. "Para mi este tema es chino básico, no entiendo nada", sostuvo.

En las conclusiones del juicio, la Fiscalía mantuvo que Messi era inocente. "En el juicio quedó demostrado que no había ánimo de defraudar", señaló la Fiscal Raquel Amado que, en cambio, responsabilizó a Jorge Messi de la gestión económica de los ingresos del astro.

Sin embargo, el Abogado del Estado, quien consiguió la condena, llegó a comparar a Messi con un "capo" de una organización criminal, que desconoce los detalles de cómo se hacen las cosas pero le interesa el resultado final, en este caso, la evasión de impuestos.

De confirmarse la sentencia, la Fiscalía deberá pronunciarse, como es previsible que hará, a favor de suspender la condena por ser menor de 24 meses y por la ausencia de antecedentes penales, dos condiciones que establece la ley española para eludir la cárcel.

Es probable que Jorge Messi tampoco ingrese a prisión, aunque existe un precedente judicial reciente que no permite descartar por completo esta opción.

En 2014 la Justicia española envió a la cárcel a la popular cantante Isabel Pantoja como medida ejemplificadora en un caso de blanqueo de capitales, pese a que su condena era de menos de dos años. La clave fue que la Fiscalía estaba de acuerdo con que ingresara a prisión.